Comprar una casa: ¿a plazos, o de una única vez?

Qué hacer al momento de querer adquirir una vivienda

    Comprar un lugar donde vivir es para muchos el sueño anhelado. Sabemos que dependiendo el país donde te encuentres, los métodos de financiamiento, ahorro, entre otras cosas, puede llegar a variar. Pero si de algo estamos seguros, es que cuando nos avocamos a comprar una vivienda, solemos pensar en si solicitar financiamiento monetario o si por el contrario, tenemos la cantidad necesaria en nuestra cuenta bancaria para pagar al contado. A pesar de esto tenemos que tomar en cuenta una serie de ventajas y desventajas cuando utilizamos ambos métodos de pago, y a continuación queremos exponerlos y así guiarte lo más que se pueda.

Sabemos que dependiendo el país donde te encuentres, los métodos de financiamiento, ahorro, entre otras cosas, puede llegar a variar. Pero si de algo estamos seguros, es que cuando nos avocamos a comprar una vivienda, solemos pensar en si solicitar financiamiento monetario o si por el contrario, tenemos la cantidad necesaria en nuestra cuenta bancaria para pagar al contado. A pesar de esto tenemos que tomar en cuenta una serie de ventajas y desventajas cuando utilizamos ambos métodos de pago, y a continuación queremos exponerlos y así guiarte lo más que se pueda.

   Comenzaremos con los que quieren o desean comprar una casa al contado, de una única vez. Como sabrán, existen muchas ventajas y desventajas al momento de adquirir una vivienda de esta manera. La primera desventaja suele ser el descapitalizarnos; por lo general el comprar una casa cuesta una suma considerable de dinero, lo que pudiese en ocasiones, ser el sudor de ahorro por años, y que vemos esfumarse instantáneamente cuando pagamos así. En este caso sería la desventaja más frecuente, porque en realidad pagar una casa de una única vez, tiene más ventajas que otra cosa. Pagar al contado una casa, nos garantiza que tenemos un bien de suma importancia y nos da esa sensación de tranquilidad y paz que anhelamos. Otra ventaja que podemos mencionar es el hecho que al pagar al contado, de ser una vivienda nueva, sin estrenar, es que las inmobiliarias suelen ofrecer buenísimos descuentos a los clientes que deciden optar por pagar al contado. A ellos (empresas inmobiliarias) les parece muy atractivo que le entre a sus cuentas una cantidad abultada de dinero de una vez, y por eso, regularmente hacen descuentos, que al ser de 2, 3, 4 o 5%, tomando en cuenta el valor total de la vivienda, nos conviene mucho y ahorramos una suma interesante.

   Otra ventaja de pagar una vivienda al contado es el saber que no tienes nada que ver con cuotas, con bancos, intereses, en fin, la casa ya es tuya y lo que tienes que tener es tiempo para disfrutarla y hacer modificaciones si es de tu gusto y tienes la oportunidad de hacerlo.

   Si por el contrario, tienes como plan adquirir una casa pagándola a plazos, también podemos mencionar una serie de ventajas y desventajas que te puedan interesar conocer. Como ventajas, sería obviamente lo inverso de pagar de contado, y es que no te descapitalizas. Tienes la oportunidad de hacerte con tu vivienda y no gastar todo el dinero o ahorros que puedas tener, pudiendo así, utilizar parte del dinero para otras cosas y gastos de necesidad. Como ventajas podemos decir que son más, porque las cuotas de las viviendas suelen ser elevadas y si no tienes un plan de tus ingresos bien estudiado, estrás endeudado por mucho tiempo, y con constantes llamadas de cobranza por parte del banco, lo cual se hace tediosos y desgastante, El adquirir una vivienda pagándola por cuotas, nos crea un agotamiento psicológico, dado a que sabemos que la casa no termina de ser nuestra de manera definitiva y que debemos mucho dinero por ella. Es como si viviéramos alquilados, pero con la diferencia que firmaste un papel donde se te hace “acreedor” de un bien.

    Es súper recomendable que antes de tomar esta decisión de peso en tu vida, realices un previo estudio de cómo serán tus ingresos en los próximos meses, si tu trabajo es estable, y un sinfín de circunstancias que normalmente nos ocurren, para así, sea cual sea la opción que elijamos para pagar nuestra vivienda, no nos afecte y cree problemas a futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *