La religión y su influencia hoy en día

¿Seguirá siendo tan influyente como en el pasado?

    Cuando hablamos de religiones hablamos de creencias, de poner la fe en algo, en alguien, en un símbolo, en muchas cosas. Esto sucede porque durante la evolución de los años se han ido creando distintas religiones con diversos “dioses” que hacen que las personas depositen su creencia y devoción en ellos.

    Según diversos estudios por parte de sociólogos y psicólogos han llegado a la conclusión de que el ser humano por naturaleza necesita y se ve en la obligación de creer en algo o en alguien, para que esa creencia pueda alimentar su fe y alma, y sentirse mejor consigo mismo. A todo esto debemos añadirle que hoy por hoy existen más de cinco mil tipos de religiones distintas, cada una con sus reglas, maneras de practicarlas y por supuesto, distintos dioses.

    No podemos ocultar que a pesar de que existen infinidades de religiones, hay unas que son las que se practican con más fuerza y por ende tienen más devotos por todo el mundo, como el catolicismo, cristianismo, entre otras. Cada una con parámetros diversos, textos que diferencian a unas de otras y una cantidad de características que las vuelven únicas, haciendo que sean estas características lo que las personas les llamen la atención y terminen adentrándose en ellas. 

    Pero, ¿qué tan influyentes son hoy por hoy? ¿Han perdido espacio en la sociedad actual? Son preguntas que solemos hacernos y que según nuestro criterio trataremos de responder. En efecto, hoy por hoy las religiones como el catolicismo sigue siendo muy influyente dentro de muchas sociedades, tanto orientales como occidentales, dado a que tienen gran poder de comunicación y data desde muchos siglos atrás, aprovechando esto para que día a día se sumen más y más devotos a ella. Una de las formas en que se puede determinar que una religión persista en el tiempo, no es solo con el alto poder comunicacional o lo mediática que pueda ser, también dependerá de la tradición y formación familiar, que siempre termina imponiendo a personas desde muy chicos a seguir una determinada corriente, para así no romper con los patrones religiosos que desde años y generaciones se vienen cosechando.

    Sin embargo, muchos de los practicantes “obligados”, por llamarlos de alguna manera, suelen abandonar a medida que pasa el tiempo algunas religiones, cuando se les impone y van adquiriendo mayor conciencia y suelen empezar a tener criterio propio, a tal punto de decidir qué creen convenientes para ellos y qué no. Muchos de ellos abandonan la práctica de la religión impuesta por la familia, para sumarse a otra o simplemente dedicarse a ser ateo, una corriente que en lo últimos años ha ido creciendo significativamente.

    Un punto interesante dentro del tema de las religiones y su influencia actual, es que su flujo de creyentes va a depender en buena parte de la flexibilidad que la religión amerite. Por ejemplo, existen unas religiones donde sus devotos no necesitan acudir a algún templo o iglesia para comunicarte con “Dios”, a diferencia del catolicismo, donde los días domingos se debe acudir obligatoriamente porque así lo dice la escritura sagrada para ellos, la biblia. Los testigos de Jehová, por ejemplo, a pesar de que junto a los católicos comparten las mismas escrituras, no ponen su fe en ninguna imagen o estampa, porque dicen que solamente se le debe rendir pleitesías a Jehová, quien no tiene forma ni cuerpo. A diferencia de los católicos, que sí le rezan a vírgenes, santos, la imagen de Jesús de Nazaret, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *