La vivienda, ¿Comprar o alquilar?

¿Cuál es la mejor opción?

    Como parte de los muchos sueños que podemos tener las personas en nuestras vidas, se debe encontrar el de poder comprar una casa. No importa si es pequeña, sin muchos lujos, o por el contrario enorme y a todo dar, lo que nos vale es poder llegar al punto de decir “lo logré” y que a partir de ese momento sean muchas las dichas que tengamos que vivir, como tener una familia y seguir creciendo como personas dentro de nuestra propia vivienda.

   Pero para muchas personas, el vivir alquilado también vendría siendo un sueño, aunque no tan grande como el de comprar una vivienda, pero aun así se llega a esa etapa de madurez e independentismo que anhelamos. Ahora bien, para ambas opciones, bien sea la que más te parezca, cada una tiene sus características y a continuación te las queremos presentar para que sepas qué hacer, y cual es mejor.

    Antes que nada todo va a depender de cuáles sean tus prioridades y el estilo de vida que desees llevar o que incluso ya estés llevando. Por ejemplo, muchos decidimos comprar una vivienda porque ya lo hemos planificado y ahorrado para ello, dado a que es una inversión que nos generará un gasto considerable. Aunado a esto, debemos reconocer que al querer comprar una casa, estamos pensando en futuro, en que será un bien de por vida, y en caso de estar casado, pues compartir esto con tu pareja y en un futuro dejarlo de herencia a tus hijos. 

    Pero para comprar una casa existen dos modalidades, a plazos o de contado. La mayoría piensa que es mejor comprar una casa por plazos y cuotas, dado a que no te descapitalizas por completo y puedes ir cancelando por partes tu bien. Lo malo, si elijes esta opción, es estar atado durante mucho tiempo a pagar cuotas que en ocasiones nos pueden llegar a perjudicar cuando se junten con la cancelación de otros gastos, como comida, servicios, y otros egresos que se nos puedan presentar. Al comprar de contado hacemos un solo pago y ya nuestra vivienda es legalmente nuestra, pero solemos hacer un gasto enorme y en oportunidades nos desbancamos y nuestros ahorros se van rápido.

   Para los que son amantes de vivir alquilados, no es mala opción. Debido a que tendrás siempre un lugar en el cual vivir y hacer cosas como si la casa fuese tuya, pero obviamente sabemos que estamos “de pasada” por ahí y que no nos pertenece en su totalidad. Vivir alquilado es estar cancelando mensualmente una renta, que por lo general, dependiendo en la zona que vivas, y el tamaño de la vivienda, varía en sus costes, pero será un egreso constante y sonante mensualmente, sumando que debes preocuparte por comprar comida, pagar servicios como luz agua e internet.

    Muchas personas deciden vivir alquilados para experimentar qué es vivir solos, o en pareja, pero ya con esta experiencia saben cómo es el estilo de vida cuando andas fuera de la zona de confort de la casa de tus padres, que es por lo general donde vivimos por mucho tiempo. Cualquiera de las dos opciones, sea compra por plazos o de contado o la opción de alquilar, nos permitirá crecer como personas y dar pasos en la vida que de manera casi obligatoria tenemos que dar. Esto es parte del desarrollo como individuo y como parte del esquema actual en que vive la sociedad hoy en día.

Lo importante es siempre saber y tener presente que debemos disponer de los ahorros suficientes y de un empleo fijo para poder costear las necesidades de un techo, bien sea alquilado o propio.

1 pensamiento sobre “La vivienda, ¿Comprar o alquilar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *