Planean regular la circulación de los patines eléctricos

Te contamos lo más importante referente al tema

   Cuando vivimos en ciudades altamente concurridas por el tráfico y con mucho movimiento peatonal, las opciones para desplazarnos de un lugar a otro son diversas. Mucho prefieren irse a lo antiguo y cotidiano y usar la bicicleta, algunos otros, con un poco más de poder adquisitivo suelen comprar motos, pero desde hace algunos años atrás ha llegado otra opción bastante particular; los patines eléctricos. Con la llegada de este nuevo vehículo han sido muchos los pros y contras que podemos encontrar y que al final del día los usuarios son los que determinan qué tan factibles son para ciudades donde necesitas moverte con facilidad.

    En España, por ejemplo, en sus ciudades más congestionadas y de sumo movimiento, como Madrid, Valencia y Barcelona, estos pequeños aparatos eléctricos han tenido buena receptividad por los ciudadanos que ahí hacen vida, argumentando que se han convertido en una excelente opción para moverse, sin crear tráfico, sin gastar gasolina y llegando a tiempo a donde quieren. Pero como todo, han habido accidentes, algunos fatales y otros no, también los peatones han realizado quejas con respecto a estos vehículos, lo que ha llamado la atención por parte de las autoridades de tránsito a crear algunas leyes para el debido y adecuado uso de los patines eléctricos, hasta llegar al punto de querer regular su uso.

    Algunas de las primeras normativas que se empezaron a implementar con la llegada de los patines eléctricos a las calles españolas fueron adecuar cuáles serían los lugares por los que las personas pudiesen circular con ellos, como por ejemplo: aceras, carriles de bicicleta en calzada, carriles de bicicleta en acera, calles sin acera definidas, parques públicos, carriles con una velocidad limitada a 30KM/h y calzada. La edad mínima para poder manejar los patines electrónicos es de 15 años, los que tengan menos de 15 y deseen usarlos, deberán hacerlo bajo la responsabilidad de sus padres o tutores y además estar acompañados en zonas donde el tráfico sea cerrado.

    Como es de esperarse dentro de las normativas para el uso de estos vehículos podemos encontrar que queda completamente prohibido manejarlos cuando la persona esté bajo los efectos de alguna droga, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, al igual que cuando supere la tasa de alcohol establecida. Si infringes ante las autoridades con lo anteriormente explicado, la persona deberá cancelar una multa. También un punto muy importante dentro de las normativas que han aplicado en ciudades de España, es que las empresas que se dedican al alquiler de los patines eléctricos deben contar  obligatoriamente de un seguro, debido a que muy probablemente vayan a estar siendo chequeadas constantemente por las autoridades municipales, revisando que todo se encuentre en orden y regla. No acatar esta normativa, puede conllevar a cancelar una multa de más de 4.000 euros.

    La total regulación de los patines eléctricos sigue estando a la expectativa, dado a que son cada vez más y más los casos de accidentes que ocurren por parte de conductores a transeúntes o peatones. En la ciudad de Barcelona, por ejemplo, en agosto del 2018, se registró el primer accidente fatal, cuando dos jóvenes yendo a la velocidad de 30KH/h atropellaron a una anciana de 90 años que transitaba por una vía peatonal. Este tipo de casos son los que se desean minimizar al máximo, por eso la Dirección General de Tráfico trabaja en la creación de nuevas reglas y leyes para las personas que diariamente se movilizan en estos vehículos, y para los peatones, buscando siempre el bienestar de ambas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *