¿Por qué hay cada vez hay menos bautizos y comuniones?

¿Qué pasa con la sociedad en general?

Verdaderamente para hablar sobre este tema tenemos que tocar varios puntos claves, porque el motivo del descenso de la celebración de bautizos, comuniones, y hasta bodas a nivel eclesiástico ha disminuido considerablemente, en países con un fuerte arraigo católico como, España, por ejemplo. Todo esto tiene un motivo y una razón y en este artículo trataremos de descubrir y demostrar cuáles son esos motivos y causas que hacen que la sociedad del país ibérico esté decidiendo bajar considerablemente estos actos por la iglesia.

    Comenzaremos este análisis diciendo que una de las causas de la bajada de bautizos y comuniones se debe, en parte, a un tema económico. No es un secreto que en años pasados algunos países de Europa se vieron afectados por el fenómeno de la crisis económica mundial, donde grandes y medianas empresas tuvieron que hacer despidos masivos para reducir sus costos y poder sobrevivir y no quebrar. Esto, de alguna u otra forma hizo a que muchos padres prefirieran pasar por alto la celebración de algún bautizo o comunión, tomando en cuenta que siempre se gastarán algunos euros en esto, bien sea por el traje, la comida, el compartir con los invitados y hacer que todo salga bien, en fin, el dinero representó un problema para la realización de este tipo de actos.

    Podemos agregarle también que con la evolución de las sociedades y la forma de vidas de algunas parejas, deciden, con el nacer de sus hijos, hacer que ellos a medida que vayan creciendo y volviéndose más independientes en cuanto a decisiones, elijan si bautizarse ante una religión les parezca bien o mal, explicándoles por su puestos las causas que esto amerita. Este punto, por muy minucioso que parezca no podemos obviarlo, porque sabemos que hoy día los padres han de tomar medidas que rompen de alguna manera los patrones establecidos desde hace muchos años.

    En España, la Conferencia Episcopal anunció que para 2017 los índices de bautizos y comuniones cayeron en un 59% y para este año 2019, no se ha hecho oficial un pronunciamiento, pero pareciera que estos números no aumentarán, más bien por el contrario, seguirán en picada. Esto preocupa a la comunidad católica española, debido a que son reconocidos por todo el mundo como un país con un nivel muy alto de catolicismo entre sus habitantes, devoción que viene desde hace muchos siglos atrás, y que a su vez, sirvieron que ha países que alguna vez fueron colonizados por la “Madre Patria”, también adoptaran esta religión y demás costumbres originales de los ibéricos.

    Este nivel de reducción de comuniones y bautizos en los últimos años en la sociedad española ha dado mucho de qué hablar, debido a que los mismos practicantes del catolicismo consideran y hacen crítica que muchas familias se jacta de decir y pregonar el catolicismo, pero descuidan de una manera soberbia actos que son “obligatorios” dentro de la religión. Por eso es que el arzobispo Ricardo Blázquez Pérez, ha hecho llamados en diferentes oportunidades como “no abandonen su fe en Dios, y sigamos las prácticas y costumbres como el bautizo y la comunión, como algo que nos corresponde porque somos fieles seguidores del catolicismo y debemos tratar en lo posible de hacer la gracia de Dios.”

    Ya explicado varios puntos, ¿crees que estos números de celebraciones de bautizos y comuniones aumenten en los próximos años? Tendremos que esperar y saber en sí si los españoles deciden seguir con el bajo promedio, o si por el contrario aumentan los números y siguen realizando sus costumbres de la iglesia católica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *